Madrid (Spain)
PEDIDOS | GRATIS A PARTIR DE 60€ PENÍNSULA, BALEARES, CEUTA Y MELILLA.

Práctica para iniciarse en el Zero Waste.

Práctica para iniciarse en el Zero Waste.

Todo cambio comienza con una idea.

Hace unas semanas te hablé de cómo iniciarte en el zero waste a un nivel más mental, hoy te muestro opciones para iniciarte en el plano físico. 

Hay personas que se lanzan a la piscina y pasan un fin de semana organizando su casa, se compran todo un arsenal de objetos sin plástico (botellas, pajitas, tupper) y les sirve como inspiración para seguir. 

Yo soy partidaria sustituir con el tiempo aquello que es necesario. Poco a poco. Sin prisa.

¿Conoces las 5R?

LAS 5 R DEL ZERO WASTE

Guárdate esta lista porque será como tu guía espiritual en tus inicios. 

Hace años, al salir de casa sentía como si me acompañara una incomodidad, mi amiga la insatisfacción. Me traía malestar, un malestar en mitad de la calle que llamaba a satisfacer mis necesidades más básicas, hambre y sed. Así que cada vez que iba de paseo necesitaba una coca cola, una botella de agua, un café, unos risketos… 

Se adueñaba de mi cartera ya que cada vez que salía gastaba una media de entre 5€ y 10€ en caprichos, vamos unos 100€ mensuales. 

Vamos a la práctica, la teoría ya la sabemos. 

Identifica la cantidad de actos cotidianos que producen residuos y comienza a verlos con unas nuevas gafas, estas gafas se llaman RECHAZAR.

“Me han dado una muestra de perfume en el corte inglés”
“Tengo sed, voy a coger una cocacola”
“Tengo hambre, voy a por un sandwich”
“No tengo cena voy al mercadona a comprar una pizza”.

La muestra, la lata, el envase del sandwich y de la pizza. Son residuos evitables ¿y sabes qué? se reducen REUTILIZANDO. 

Si tuvieras una botella de acero contigo te podrías llevar el café desde casa, o bien podrías pedir que te lo sirvan en un bar. 

Café en botella de acero

Si lavas la botella en el baño tras usarla te servirá para beber agua por si te entra sed. 

“Pero tengo hambre y no hay otra cosa para comer”.
Aquí tienes que llevar las tareas hechas desde casa. Prevé llevarte un snack en tu bolso/mochila por si te entra hambre o si sabes que tienes problemas de ansiedad y utilizas la comida como vía de escape.

“No tengo tiempo”

Hay muchos sustitutos rápidos de ese snack, mucho más saludables.

  • Fruta con cremas de almendra o cacahuete.
  • Verdura cortada (zanahorias, pepino) se llaman crudités.
  • Aceitunas y frutos secos.

“Me voy a por una pizza al mercadona”. 

Antes de comprar esa pizza te animo a que visites la sección de buenos procesados del supermercado, vienen en tarro de cristal y estos se pueden reutilizar en un futuro. 

Conservas en tarros de cristal

Ejemplo de buenos envasados tarros de pimientos, alcachofas o judías. 

Estos son algunos ejemplos cotidianos que, controlando esos caprichos, te harán adentrarte en una vida con menos envase de plástico.

Cuando creas una rutina esta se vuelve hábito. 

Aquí te dejo algunos tips útiles para evitar envases.

  • Hazte una compra de buenos procesados que te hagan evitar pedidos a domicilio o la pizza envasada. Así tendrás comida preparada y en tarros 100% reciclables y reutilizables.
  • Dedica un día a la semana a esos snack de media mañana. Es algo tan sencillo como comprar manzanas granel con tu bolsa de tela
  • Hacerte con reutilizables para transportar, tupper ligeros o botellas y cubiertos de bambú.  

Cualquier opción es buena si te ayuda a eliminar nuevos envases y genera este nuevo hábito y recuerda, todos estos cambios han venido para quedarse contigo, tan solo RESISTE unos meses.

Gracias por venir.
Victoria.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies