Coronavirus y residuo cero.

Coronavirus y residuo cero.

El pasado viernes 13 de marzo se decretó el estado de alarma en España. Tras varias semanas de avisos y cuando finalmente los medios mostraron “la curva de crecimiento” entendimos que el problema consiste en transmitir a personas de riesgo y la falta de equipo médico, así que de repente, como en una película de ciencia ficción #quedateencasa .

La vida paralizada.

Un sábado en casa, sin salir, sin comprar, sin quedar. ¿Qué hacemos?. Para empezar tomárnoslo con calma, porque la cosa va para largo.

Todos mis respetos a todas aquellas personas que están trabajando (muchas sin descanso) en hospitales, supermercados, transporte, redes y seguridad entre otros. Un gran aplauso.

Quedarse en casa supone una bajada en el consumo energético a nivel industrial con el cierre de locales, el corte de suministros y la cantidad de coches aparcados. Pero el miedo al desabastecimiento y posibles cierres a aumentado el consumo en nuestros hogares, según la consultora Nielsen los españoles compramos un 335% más de legumbres y un 259% más de arroz y pasta, pero también un 170% más de celulosas y un 95% más de productos de limpieza del hogar. Los termómetros han crecido un 222% y los productos desinfectantes con alcohol etílico han subido un 178%.

El nivel de contaminación baja.

Según Greenpeace desde que se decretó el estado de alarma la contaminación ha bajado en cuestión de horas, ya que el automóvil es el principal contaminante. Pero en nuestros hogares:

El coronavirus dispara la compra de comida envasada.

Puede que la contaminación haya bajado, pero la compra abusiva y la cantidad de guantes, mascarillas o botes desinfectantes, son y serán un cúmulo de residuos.

Maslow. Pirámide de necesidades.

Actualmente en nuestra pirámide de Maslow nos situamos en la base, nuestra mayor preocupación es la alimentación, no contagiarnos, cuidar de los nuestros y descansar entre otras. ¿Esto implica dejar de lado nuestra parte ecologista, zero waste y la gestión de residuos?

Hay que tenerlo presente, no abandonar y trabajar cada día con los recursos disponibles. 

Las compras a granel se van a ver perjudicadas, si no tienes la suerte de tener una tienda granel cerca probablemente dejes de consumir muchos alimentos esenciales en tu nueva dieta.

Aquí van unos tips para no volver atrás.

En alimentación.

  • Medita qué es prescindible.
  • Intenta comprar paquetes de 1kg/2kg. 
  • Sustituye la carne por legumbres.
  • La soja texturizada es una gran aliada como sustituta de la proteína y dura bastante tiempo.
  • Las bolsas de tela ya no pueden utilizarse en supermercados, ve a la frutería de barrio, de esta manera solo manipula la fruta una única persona poniéndola en tu cesta/carro sin bolsas.
  • Si vas al súper unifica, es decir evita llenar una bolsa con un único limón. Compra 1kg de naranjas como fruta semanal. Es temporal.
  • Congela verdura estas semanas, un ejemplo los pimientos cortados se pueden congelar en su propia bolsa y guardarse dos/tres semanas para condimentar comidas. 
Verdura para congelar.
  • Hacer leche vegetal ahorrará bricks y tiempo en su compra.
  • Investiga panes caseros como sustituto del pan de molde, pueden ser baggels, crackers, arepas o tortillas caseras (sin necesidad de horno). 
  • No hace falta desabastecer la parte de envasados en el lineal, hacer más cocido e intentar sacar porciones para hummus, caldo para cenar ramen o carne para hacer croquetas, todo es cuestión de organizarse.
  • Existen snack para el picoteo, patatas cortadas muy finas y al horno, una foccacia casera, tortitas cuando se antoja un dulce.

En aseo.

  • Comienza a usar el bidet o la manguera de la ducha, si esta no llega hasta tu wc ten a mano una botella para mojar papel y hacer efecto toallita, pero por favor evita las toallitas húmedas y haz un buen uso de los rollos.
  • Si te has quedado sin pastilla de jabón, las farmacias siguen vendiendo. Yo cometí el error de comprar en el súper una pastilla Dove que me ha dejado la piel muy seca.

Cuarentena a nivel emocional.

Dicen los expertos que en estos momentos tomar como ejemplo a freelance es clave en la organización.

Sigue una rutina diaria:

  • Hacer la cama.
  • Ducharse.
  • Tener la ropa ordenada.
  • Mantener la casa limpia.
  • Meditar, bailar o hacer deporte en casa por lo menos 20 minutos, en definitiva, mover la columna.
  • Y (esta la sumo yo) respetar ½ verdura, ¼ hidratos y ¼ proteína en cada comida.
  • Dejar de lado la multitarea.
  • Felicitarte todos los días por mantenerte tu actividad.

Cuando te desilusiones, piensa en lo que harás después, ayuda a normalizar la situación y entenderla como algo temporal. 

Internet crece un 45% y no sé tú pero yo me he llegado a sentir sobre-saturada de información, de memes y de videollamadas. Ha habido momentos en los que he pulsado el botón de des-conexión de datos (para evitar caer en la tentación) y me he encerrado en la habitación, lejos de la tv y con un libro.

Respetar un propósito diario. Auto imponerte ocupar todo tu tiempo puede suponer el mismo estrés que tu rutina diaria yendo a trabajar. Ahora tienes un regalo, el teletrabajo te ofrece tiempo extra, las horas de transporte te pertenecen, utiliza ese momento para hacer algo valioso, algo que en tu día a día no te puedes permitir. Por ejemplo leer, organizar un cajón, comenzar un curso…

Te dejo este planning de un propósito diario que te ayudará a mantener el foco.

Descargar planificador

¿Necesita el planeta un descanso?

Hay quien sostiene que este cambio forma parte de la naturaleza, la teoría Gaia, para enseñarnos una lección y hacernos volver a nuestros inicios, la infancia, el hogar, los vecinos, compartir. Se repetirá en un futuro, ya que una de las consecuencias en el deshielo es la proliferación de nuevas bacterias, actualmente congeladas. 

A corto plazo todo volverá a su cauce, pero habrá novedades. Nuestra prioridad ahora es la salud y la de nuestros seres queridos, ya nos preocuparemos de perder la nómina, de los cambios y de la estabilidad.

Y recuerda vivir este momento es algo pasajero, todo después de un tiempo deja de doler o de importar.

Gracias por venir.
Victoria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies