Propósitos 2020.

Propósitos 2020.

“Lo que ocultas te somete, lo que cuentas te libera”.

Como todos los años, me siento a escribir mis propósitos anuales. A veces me da por revisarlos y me quejo un poco de lo que no estoy cumpliendo. Todas las navidades analizo como ejercicio de introspección. Hablo de lo que me gustaría llevar a la acción y propongo metas poco viables, si fueran fáciles las tachaba de mi lista, pero ahí permanecen año tras año.

Pero este año el ejercicio ha sido diferente, me he sentado a leer TODO mi diario 2019 y a puntear mes a mes lo sucedido, positivo y negativo.

Sinceramente pensaba que lo negativo era mayor y me ha sorprendido porque los logros son cosas bastante alcanzables

“Oye lo mismo te propones propósitos demasiado ambiciosos para tu estilo de vida”.

Un ejemplo: Mejorar mi nivel de inglés.

Este se repite todos los años. Siendo realista, si trabajo ocho horas, el trayecto hasta mi trabajo son dos horas diarias, voy al gimnasio, escribo un blog, me alimento real fooder y hago las tareas domésticas. No hay tiempo material para estudiar inglés. Así que como no pienso renunciar al gimnasio, por este año, ese propósito no aparecerá en la lista.

Otro propósito que no estará en la lista.

Practicar la gratitud.

Algo que leo en bastantes POST de Instagram. Gasté varias noches en hacer un cuaderno de agradecimiento.
Pensándolo, por mucho que agradezca tener salud, mi hogar, trabajo, familia, pareja, amigos y todas mis necesidades cubiertas como ropa, comida, un coche, vivir en un país “estable”, lo cierto es que al final DESEAMOS en función de nuestras circunstancias. Por mucho que agradezca todo lo que tengo, no me hace sentir mejor si quiero otro trabajo y no lo consigo, por poner un ejemplo.

Siempre habrá más que desear. Y antes de perder mi tiempo en pasar cinco minutos en hacer una lista, prefiero pasar un día a la semana en hablar con una terapeuta. 

La solución a la falta de satisfacción es perseguir tus sueños y ocupar tu mente en crear.

Pero como hoy he venido a hablarte de lo nuevo, lo viejo se quemará en un papel.

Ahí van mis propósitos 2020.

  • Jamás negarme la verdad. Hacer un ejercicio de sinceridad, aunque duela. Aunque implique tachar de la lista.
  • Exponer mis sentimientos.
  • Crecer en el camino residuo cero. Creando nuevos proyectos que me hagan influenciar a más personas en este estilo de vida zero waste.
  • Viajar (¡Toma topicazo!). Despertar en otra cama hace que valores la comodidad.
  • Tomarme los días como si fueran el día antes de irme de vacaciones. Porque irse a la cama sin preocupaciones es el verdadero agradecimiento. 
  • Dedicar tiempo a darme masajes con aceite de almendras. 
  • Bailar o hacer yoga. Pero mover la columna. En ella pasan terminaciones nerviosas. Si la columna está flexible, tu mente será flexible.
  • Meditar al menos tres veces por semana. La conexión con el cuerpo es vital para tener energía.
  • Guardar en una carpeta un selfie diario. Que no pasen los días viviendo ajena a mi imagen.

¿Cuales son tus propósitos?. Me encantaría conocer alguno.


Gracias por venir y feliz 2020.
Victoria.

 

2 comentarios

  1. Solete dice:

    El del selfie diario de ha hecho gracia te lo copio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies