Pasta dental sin plástico

Anhedonia: Es la incapacidad para experimentar placer, la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades. 

¿Has llegado al punto de sentir una energía mínima que solo te permite ir al trabajo y si acaso hacer algo de ejercicio?. Hedonismo es la capacidad de disfrutar de cosas que no sirven para nada. Nos hace generar endorfina en las cosas cotidianas, por ejemplo beber una cerveza, contemplar la luna, escuchar un disco, porque sí. Por placer. Sin la función de ocupar tu tiempo.

Aunque es una patología, y no tiene porqué ser tu caso, si no SENTIR se extiende en el tiempo, puede que sea el momento de preocuparse por la causa. 

Y pueden existir días en los que no tienes interés por algo, se perdona. Nada te interesa. No quieres interactuar con las personas, pierdes las ganas. 

Dejando a un lado si necesitas ayuda profesional. El hedonismo está muy mal visto en nuestra sociedad, acostumbrada a PRODUCIR en cada momento, decir que no disfrutas de la “nada” es extraño. ¿Qué haces no ocupando tu tiempo?. Pasar una tarde viendo una peli y bebiendo una cerveza también forma parte del placer.

Así que antes de que esta situación se prolongue una semana más quizá sea el momento de coger tu agenda y anotar lo cotodiando placentero.

Algunos ejemplos hedonistas sencillos, sugeridos en instagram:

  • Comer una arepa. (En instagram te enseño a hacerla).
  • El olor del pan recién hecho.
  • Bailar o cantar “esa canción oculta en tu lista de reproducción”.
  • Un baño. 
  • Escribir un diario.
  • Ponerte una mascarilla en el rostro.
  • Pasar media hora dándote un masaje.
  • Beber unas cerves con amigxs.
  • Sentir que todo está en orden.
  • Poner los pies en la tierra tras bajar de un avión.
  • Jugar al tetris.
  • Sentarte a contemplar la luna.

Propongo hacer un cuaderno con hojas recicladas, dónde poner las cosas que te hacen feliz.

Una vez que comiences a sonreír por la acumulacion de momentos hedonistas recuerda que lo ideal para acompañar una buena sonrisa es un cepillado de dientes. Yo no soy psicóloga, pero si te puedo ayudar a elegir una pasta dental zero waste habré cumplido mi propósito.

Esta semana, marcas de pasta dental sin plástico.

Lo primero que tenemos que conocer es que este tipo de dentífricos no convencionales no va a igualar a uno tipo colgate. Hace menos espuma. Y en sabor, suele dejar un ligero toque a bicarbonato. Sumado a que la inversión supera los 5€.
Otro inconveniente es que cuando compartes dentífrico con tu compi de casa, viaje… usarás la misma espátula para posar el dentífrico en el cepillo. En estos casos los dentífricos en tableta son ideales para prestar.

Formato casero

Pasta dental casera:

Vuelvo a compartir la receta en el post “neceser de viaje eco”. Muy útil en momentos de necesidad, porque la hacemos en casa con pocos ingredientes. Aunque no soy partidaria de usarla todo el año, ya que el bicarbonato puede dañar el esmalte.


Pasta dental sólida:

De las mejores que he probado, deja la boca fresca. Lo malo es que hay que frotar en la pastilla y dejar que esta seque. Me parece un cúmulo de bacterias. Pero en sabor y cantidad de espuma es de lo más aceptable. Precio unos 9,80€ de sin plástico.


De mis favoritas en sabor

Pasta dental cristal:


En precio es la más económica, 6€. Crema dentífrica “Blanco Jonay” con aloe vera ecológico, propóleos ecológico y menta ecológica. Muy buen sabor. Aunque me duró pocas semanas. Hacerse con un palito/cuchara para aplicar del tarro.


Georganics:

De las mejores opciones. Y la más vendida. Precio 11,95€ cunde bastante. El resto de sus productos promete. Es una especie de pasta con arcilla blanca y aceite de coco. Deja buen sabor, aunque hace poca espuma. Trae una espátula para repartir.


La opción más comercial.

Tabletas:

Lush y Georganics. Lo bueno de las toothy tabs como dicen ellos, es llevarlo de viaje en un tarro pequeño, o tener alguna pastilla en el bolso como sustituto de un chicle. El inconveniente de Lush es su envase de plástico. No he probado georganics pero solo por su formato en cristal, más sostenible será mi próxima compra.
La versión de Lush tiene varios sabores, y es cómoda de encontrar. Hace bastante espuma. Precio 8,95€.

Llevo dos años usando estos dentífricos y no he tenido ningún problema bucodental que no tuviese cuando usaba pasta dental en envase plástico. Mi aliento siempre está fresco, es más, creo que los aceites me han suavizado el esmalte.

Recuerda acompañar siempre con un cepillo dental de bambú. Ya conoces las ventajas para el medio ambiente.

Gracias por leer.
Victoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.