Detox 21 días

Este post no va sobre reducir residuos. Hay otros en el Blog que pueden resultar útiles. Este lo ha iniciado un libro. Y es que, últimamente no paro de ver milagros Detox en la red junto con ayuno intermitente. Sí, parece que está de moda entre los perfiles.

Comienzo por los inicios. Mi relación con la comida.

¿Cómo era y porqué llegué al punto de no encontrarme bien al 100%?. Mi norma, mientras más ¡mejor!. Más queso, más grasa, más sacia. Y no. La realidad es que sacia, pero a consta de dolores de cabeza y estómago, mareos, bajón repentino, acné, malestar e inactividad. Comer para quejarme.

Qué comía hace dos años.

  • Por las mañanas: la tostada con tomate.
  • A la hora de comer: pasta con salsa, croquetas, arroz tres delicias congelados, carnes. El pan y queso que no falte. Vamos de todo, menos llenar el plato con un 50% de verdura.
  • Y de postre, fruta. (Azúcares en la digestión).
  • Merendar embutido o un sandwich. (Ultraprocesado).
  • Y las cenas, más de lo mismo. Sumado a lo que cenaba fuera de casa.

La tarde del 30 de diciembre, encontré este libro en mi estantería.

“Detox. De Beatriz Larrea”.


Comencé por un capítulo, pero me interesó tanto que lo terminé esa misma noche. Una limpieza de 21 días dividida en tres semanas. Basada en una alimentación baja en hidratos de carbono (pan, pasta…), azúcares (salvo frutas), casi sin proteína animal (excepto pescado o huevos tres noches a la semana) y sobre todo nada de alimentos ultraprocesados (croquetas, congelados, lasagna…). El libro hace referencia a una dieta vegetariana y con Smoothie verde.

Cómo han sido estos 21 días.

Antes de nada, confirmar que no han sido tres semanas, han sido cuatro. ¿Por qué digo tres?. Porque la primera fue de habituación. El primer fin de semana comí en restaurante por unos cumpleaños. Así que volví a partir de cero a la semana siguiente.
Evidentemente los cumpleaños de mis amigos y mi tiempo disfrutando con la gente que quiero está por encima de cualquier Detox. Con esto no quiero decir que tenga excusa para abandonar antes de tiempo por salir a comer/cenar fuera. Tan solo que un cumpleaños, o un evento importante son motivo para disfrutar.
El resto de los días, salí de picoteo, pero bebía agua con gas o bien, llevaba mi comida si estaba en casa de amigas.


La base de esta alimentación.

En este plan no entran las bebidas alcohólicas, ni refrescos, tabaco, ni cualquier sustancia que dañe tu salud. Yo le sumé no pintar mis uñas durante todo el proceso, reflejan el estado de salud. Toda la comida está comprada sin envases de plástico.

Desayuno: Vaso de agua con limón y avena con fruta.


Al iniciar la mañana: cepillar la lengua con agua. Esto no lo dice el libro, lo hago yo desde hace un año. Y no sé si es casualidad pero he pasado de tener placas en la garganta todos los meses a no enfermar en ocho.
Desayuno:
Agua con limón y una rodaja de jengibre.
Café con leche de avena. Y copos de avena con semillas o pancakes de avena. Un día comí pan integral con aguacate y otro con crema de cacahuete casera.
A media mañana:
El libro Detox no especifica media mañana, me tomé la libertad de beber un batido verde con espirulina o maca.
Comida:
50/75% verdura; 50/15% legumbres. De lunes a domingo.
A media tarde:
Una pieza de fruta entera. Normalmente una manzana que limpia fenomenal los dientes.
Para cenar:
Dos días por semana pescado a la plancha (salmón ,sardinas, merluza…) y ensalada aliñada con tomates, aceitunas, pepino, chía, etc… Los días que no como pescado, solo ceno verduras. (Berenjena, guisantes…) a veces con una tortilla o en forma de crepe.
Algún día leche dorada antes de dormir.

Los antojos.


Carbohidratos. Pasta integral con verduras.

He tenido tanta fuerza de voluntad que no he probado ningún alimento que no fuese comida no procesada. Nada de chocolates, quesos, pastas…
Como los carbohidratos son necesarios en nuestra alimentación (son los encargados de hacer pasar glucosa a la sangre), un día decidí comer batata asada y otro pasta integral.

La gente se sorprende de que coma legumbres todos los días, pero no les sorprende ingerir galletas, croissant envasados, pan de sandwich o zumos artificiales (de esos que no están refrigerados y poseen un 5% fruta). Te diré una cosa, un plato de legumbre ya tiene suficiente proteína, regula el colesterol malo y la obesidad. Es fuente de fibra, es barato y hay muchas opciones. Hummus, hamburguesas vegetales, ensaladas, puchero…

Crepe de espinacas y trigo sarraceno para cenar. Y legumbres (frijoles) para comer.

Centrar mis energías en un cambio de alimentación, ha sido un chute de energía, positivismo y todo sea dicho, empoderamiento.
Mi capacidad para decir, NO me demuestra que soy la responsable de mis cambios.
Me encuentro más ágil mentalmente

He perdido 2,5 kg y 2 cm de volúmen.

Misma práctica que antes del Detox. Practico todos los días 40 minutos de ejercicio y una clase de yoga a la semana.

Al principio de la limpieza es normal pasar todo el día en el baño. Bebes mucha agua y comes un 80% más de verdura y legumbres. La piel se ve más limpia y suave. Y despiertas de mejor humor.

Cada cuerpo es diferente, dentro de este plan de tres semanas hay ayunos, pero yo me mantengo en la primera semana. Introduciré alguna cena/comida con más grasa un día a la semana. Pero siempre dentro de estos hábitos.

Mi alimentación Real Fooder ya forma parte de mi rutina. ¿Te animas?. Cuéntamelo en los comentarios.

Gracias por venir.
Victoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.