Tarjetas hechas a mano.

Navidad hay para todos los gustos. Hay quien llegada la fecha busca excusas para salir, comprar, llamar. Una quedada. La ciudad. El pueblo. Brindar, regalos, villancicos, cenas, familia, personas…

La época del año en la que mejor te llevarás con tus compis de trabajo. Te vestirás con un poco más de brilli, brilli y si te animas tu ropa interior será de color rojo. El caso opuesto es la dejadez. Por los que faltan, por lo que no tuve y a día de hoy tampoco me apetece salir a buscar, por el recuerdo, la alegría ajena, tener que ser sociable en el trabajo, sonreír, gastarse los dineros en regalos.

Y luego esta mi caso, entrar en crisis existencial. Porque termina una etapa. Porque las cosas no avanzan a la velocidad que deberían. Porque quiero ver a todas las personas que conozco. Porque la lista de propósitos ARDE, y es que no hay nada peor que dar motivos para la obsesión. En este caso LA LISTA es la excusa.Y en medio de estos días se juntan las ganas por hacer con las ganas de pensar. Hay dos planes. Salir sin hora de llegada o quedarse en la butaca con la pastilla de turrón y el vino. Igualmente válido.

Así que si estás en el grupo uno, el entusiasmo por la Navidad personificado, o el tres la ralladura mental… puede que sigas enviando postales Navideñas por correo. Antes de vivir Zero Waste compraba unas postales cutres y las enviaba. Pasión cero. Con los años he reducido a dos personas.

El año pasado se me iluminó la bombilla “¿y si las hago yo?”. Me parece una bonita manera de mostrar que he dedicado tiempo a esa persona. Así que aquí va el post semanal pre Navidad.

Tarjetas Navideñas Handmade.

Lo primero que debes hacer es sacar todos los recortes de revistas, plantas, lazos, cartulinas, que tengas por casa. Yo lo guardo en un único cajón a lo Marie Kondo.

MI VIDA SIN PLASTICO
No tires la publi, se puede reusar.

 

Según tu imaginación puede salir algo muy creativo o un circo. Recuerda que lo importante es la intención.

MI VIDA SIN PLÁSTICO
Papel con semillas. Al sembrarlo crece una planta.

Algo que queda especialmente bonito son los papeles “naturales” de semillas, reciclado… y usarlo como base. Por su textura.

 

 

El otro día compré este tarjetero para poner mensajes de felicitación o nombres en los regalos de Reyes. Se hace un agujero con una taladradora y se cuelga de una cuerda de fibra natural.

Tarjetero de marca Zakka
Tarjetero de Zakka. Precio 2,0€. Y sin plástico.

 

 

MI VIDA SIN PLÁSTICOOtra opción es pegar plantas o superponer imágenes. En este caso pego sobre una base de cartón doblada para ocultar los restos de pegamento, así da más sensación de limpieza. Recuerda que hecho a mano requiere limpieza.
Suelo trabajar con los cubos cerca y tirar sobre la marcha. Así ahorras tiempo a la hora de recoger.

MI VIDA SIN PLÁSTICO
Cuando te den publicidad y no puedas rechazar, guárdala. Alguna puede ser de lo más útil con los mensajes y ahorras tiempo.

 

Piensa el mensaje acorde a tu collage.

MI VIDA SIN PLÁSTICO

 

 

Si vas a poner un mensaje haz una prueba antes en otro documento del mismo tamaño, puede ser una hoja de periódico. A no ser que sea costumbre escribir notas a mano y controles la medida de la hoja.

Controlar los márgenes aporta sensación de limpieza.

 

 

MI VIDA SIN PLÁSTICO
Colgar tarjetas navideñas es un buen regalo como decoración en el árbol. Incluso como adorno de pared en formato grande.

MI VIDA SIN PLÁSTICO

Otra opción es agujerear con una taladradora de papelería y pasar lazos. Este sistema lo uso para cerrar bolsas de regalo con una cuerda.
Puedes hacer formas, una estrella de cinco puntas con cuerdas, cruces, a modo de corset, como cortina o superponiendo colores.

Las letras.

Un recurso que también me gusta usar son mensajes con letras recortadas. Además es divertido y relajante. ¿Te has fijado en la cantidad de mensajes que puedes formar con una revista?
Para no sentirme un poco psicópata de película uso los dedos y un papel para pegar y no mancharme de pegamento. Los guantes y las pinzas no van conmigo.

MI VIDA SIN PLÁSTICO
Este ha sido el resultado final de mis dos tarjetas.

Habrá quien este sistema le parezca cutre. O guarde la tarjeta en un cajón. Para algunas personas los símbolos tradicionales de la Navidad son algo infranqueable. No pasa nada, cada uno tenemos nuestro camino. En ese caso puedes optar por comprar unas tarjetas navideñas que recauden fondos. Intenta que tengan la menor cantidad de envase plástico posible. Un pack de cinco contiene una bolsa y las que sobran puedes guardarlas para el año que viene.

Quedan doce días para Navidad. Estas a tiempo de entregar ese mensaje que tanto te ha costado dar durante este año.

Feliz viernes.
Victoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.