Los días grises.

Despiertas. Hoy entra el sol entra por la ventana. Lo sientes, lo ves. Hace buen día. Aparentemente no existe el conflicto, todo en orden. Todo en calma. Con tu familia, con los amigos, en tu trabajo.

Sin embargo en tu mente es un día gris. Un pensamiento en boomerang. Sin agilidad. No importa el exterior, da igual lo conseguido, tu cabeza está borrosa, no puedes proyectar tus pensamientos fuera de ese bucle. Te ahogas. El estómago te duele.

Prefieres quedarte en cama. No hay nada más importante porque es un día gris. Actuar supone un esfuerzo. Porque todos los días se convierten en lo mismo. Conoces la solución, pero es complicado ejecutar.

Los días grises son tabú en nuestra entorno. Nadie quiere oír hablar de ellos. Siempre color, siempre sonrisa, siempre actitud. Esa persona que te acompaña piensa que tu actitud gira en torno a ella.

Ganas de vacío.

Con 20 años vivir un día gris conocía los motivos para solucionarlo. Irse de compras, comer algo que te gusta, irte al cine…

Pero alégrate…

Un día aprendes a convivir con los días grises. Se vuelven rutina cuando entras en rutina.

El diagrama menstrual.

El otro día puse en una hoja mi diagrama menstrual. Si no sabes qué es te diré que es una recopilación de los estados emocionales en tu ciclo menstrual. 

Apunté durante tres meses, todos los días mi estado emocional. Pasado este tiempo pude cotejar datos haciendo coincidir según mi día del ciclo menstrual:

Día 1 de ciclo: Comer dulce
Día 2 de ciclo: Estoy feliz.
Día 3 de ciclo: Tener bronca.
Día 4 de ciclo: Hacer un plan activo…

Si todos los días 1 te apetece comer dulce, ahí tienes un PATRÓN. Como dato creo que es más interesante hacerlo con cuatro meses. Coincidiendo con tu óvulo derecho o izquierdo. Apuntando los patrones entenderás tu estado mental según tu día en el ciclo.

Un ejercicio curioso. Un chasquido en tu cabeza, una especie de euforia y adrenalina produce tu mente programada para descubrir la verdad. Un vacío al comprender que hay mucha cantidad de días grises. 

¿Quieres lo que vives?.

Gracias por pasarte.
Victoria.