Cinco hidratantes corporales sin plástico.

Uno de los mayores inconvenientes en cosmética sin plástico es encontrar cremas hidratantes a tu alcance con el mínimo residuo.
La gran mayoría de cremas a un precio asequible vienen en envase plástico. Se absorben al instante pero muchas contienen ingredientes de procedencia del petróleo, por lo que a la larga aportan una falsa hidratación en la superficie.

Los hidratantes a base de aceites: retienen la hidratación más tiempo. La piel absorbe en mayor profundidad. Combaten la sequedad a niveles más profundos. Son muy ricos en ácidos grasos esenciales.

Esta semana os traigo cinco hidratantes corporales “sin plástico”.

  • Nívea. Si la crema de lata azul de toda la vida. Esta crema nace en Hamburgo (1911). Sus creadores hallaron Eucerit. Lo que llevó al desarrollo de la primera crema basada en aceite y agua. Lo más característico ha sido su empaque en lata azul. Vale, no contiene plástico pero su envase de aluminio es reutilizable y más fácil de reciclar. No es la opción más zero waste, ni natural. Pero aceptable cuando necesitamos crema de supermercado.
  • Aceite monoï de Tahití en tarro de cristal, de Ives  Rocher. Este olor es mi favorito desde hace años. Siempre fui muy fan de esta marca, hasta que decidí ser residuo cero y mi consumo se redujo a este aceite vegetal. Precio 7,20€ y un 97% de productos de origen natural. Sirve para cuerpo y cabello.
    Muy útil para piernas tras la depilación y en talones. A veces lo uso como desmaquillante. Lo más rápido si aplicas con el cuerpo mojado.
  • Aceite de coco. Opción económica y natural de procedencia eco. En tarro de cristal, yo compro en supermercado. Vale no vas a untarte el cuerpo a primera hora de la mañana manchando tu ropa. Pero puedes aplicarlo por la noche que haga efecto y a la mañana siguiente quitar el exceso en la ducha. También sirve para cabello.
  • Barritas de masaje de Lush. Hottie. Con aceite de jengibre y pimienta negra y base de manteca de cacao. Se funde con el calor de tu piel. Se aplica como una pastilla de jabón directo sobre la piel. También tienes la opción después de ducha con el cuerpo mojado.
  • Crema casera a base de cera de abeja natural y aceite de oliva. Hidratante y reparadora. Tenéis la receta en ecoblogdelaura. Recuerda conservar en frigorífico.
Estas opciones son cruelty free te dejo enlace de marcas y su testeo.
Feliz semana.
Victoria.