Normas no escritas

¿Te has parado alguna vez a escribir tu propias normas?. Esas que sirven como cortafuegos a la hora de tomar decisiones. Este post va sobre mis propias reglas. Las cinco leyes que he asumido en estos años, por experiencia, por consejos, porque de no contar con ellas a veces decidir se me va de madre.

Hoy el minimalismo lo aplico a mi vida.

Mis cinco normas cortafuegos no escritas.

  1. Comer en restaurantes las comidas más “elaboradas”. Por ejemplo… una pasta con un ingrediente especial. ¿Por qué? Primero porque sumo a mi lista de sitios favoritos por platos y eso está muy bien a la hora de premiarme. Segundo porque evito saturar mi cuerpo con ingredientes que en exceso no son sanos. NO NECESITO una barra de embutido en mi nevera, o tener trufa, el día que se me antoje unos gnocchi con trufa me voy a un italiano y me pido un plato. Y ya de paso toma nota de este plato por si un día me quieres invitar. 😀 (Eso va para los amigos que leen mis post). Y tercero porque evito el consumo de plásticos.
  2. La regla de los dos minutos para vencer la procastinación. Si una tarea requiere menos de dos minutos la hago al momento. Por ejemplo una llamada de teléfono. Limpiar la ducha… Además genera la sensación de ser más productivo.
  3. Pensar en términos anuales. Cada decisión de compra, inversión, actividad… pienso sus consecuencias en un espacio temporal de doce meses. Me ayuda a relativizar. Además un año es una medida de tiempo muy útil para hacer un cambio en tu vida. ¿Qué supone ese conflicto laboral dentro de doce meses?. Puede que nada, o puede que pierda mi trabajo y en doce meses tenga otro mejor, no tengo miedo a los cambios.
  4. Si algo tiene que suceder en tu vida, llegará. ¿Nunca has sentido que si tienes que conocer a alguien los planetas se alinean para que así sea?. Pues con calma. Porque si ese trabajo, ascenso, quedada o persona que vas a conocer llega a tu vida lo hará bajo cualquier circunstancia. Pasé muchos años trabajando en balde por algo que a día de hoy sigo sin tener, y tan solo conseguí tocar fondo.
  5. Un propósito diario. Escribí un post sobre ello hace meses. Puedes pasarte a leerlo. Me ayuda a no autoexigirme y a olvidar sacar minutos donde no los hay.

Finalizado el post. Hoy, por fin, me siento a escribir mis normas… Puedes compartir las tuyas en los comentarios.

Feliz semana.
Victoria.