Compras útiles residuo cero

Últimamente tengo la sensación de que puedo pasarme ocupada los días con mis cambios hacia una vida sin plástico. Minimalista. Se supone que algo más minimalista que cambiar cosas en tu casa es no hacer nada. Pues no. Dejar ese cajón del baño con tres productos básicos, que generen el menor residuo posible supone TIEMPO.

Entonces… ¿qué me animó a complicarme la existencia?. Si llevo casi dos años de vida zero waste, ¿por qué no llega el cambio íntegro?. Pues porque no podemos deconstruir lo invertido durante 30 años de vida, en mi caso.

Un ejemplo… he decidido hacer mis propias leche vegetales. ¿Parece fácil verdad? Coges un vaso de avena, tres de agua, trituras y a exprimir con una tela. Este proceso conlleva los siguientes cambios:

  1. Lo primero es que quiero endulzar mi leche casera de manera natural, por lo que decidí comprar unos dátiles a granel.
  2. Segundo. Ya que no tengo tela para exprimir leche, me fui de paseo por Madrid centro (tarea que no supone ningún esfuerzo, la verdad) en busca de textil. Al no encontrar variedad de algodón orgánico compré textil “normal”. De camino encontré la típica tienda de cuerdas en la plaza mayor de Madrid, y conseguí bastantes metros de cuerda de fibra natural y sin envase plástico. La uso para envolver regalos, atar… etc.
  3. Tercer paso. La tela es conveniente lavarla bien, ya que voy a elaborar un comestible con ella. Lavar supone tiempo. Después coser los bordes, para que no caigan hilos, una visita a casa de mi madre y su máquina de coser.
  4. Por último la botella de leche. Por supuesto hacerme con una de cristal.

El coste inicial para fabricar mi propia leche es: dátiles 4,0€, tela 2,50€ y botella 2,50€. En comparación a 1,50€ de un Tetra brick.

¿Y mi tiempo?

Invertir tiempo en pasear por el centro, encontrar nuevas tiendas de barrio, visitar a mi madre y lavar a mano una tela no supone un esfuerzo. Para mí es ganar. En experiencia, en moverme, seguro que con este cambio aprovecho y cambio otra cosa en casa, por ejemplo las servilletas de tela. No son actos aislados. Y cada cambio genera más cambios. Siempre hay un propósito, una excusa. Nadie dijo que ser zero waste es cómodo. Pero es que a mí las cosas fáciles me aburren.

Feliz semana.
Victoria.

 

 

Tiendas:
-Texil en Ribes y Casals, Calle de Atocha, 26, 28012
-Cuerda en LUCIO J&M Calle Imperial, 6, 28012