Lavavajillas ¿sí o no?

La gran pregunta para vivir en el minimalismo. ¿Lavavajillas sí o no?. El reciclaje de grandes electrodomésticos se contempla en la legislación como RAEE  fomento de técnicas de tratamiento como la preparación para la reutilización. Cada hogar estará depositando en el medio ambiente una media de cinco grandes electrodomésticos a lo largo de su vida.

Hace tiempo comenté en un post el uso de lavanderías comunitarias en los edificios. Una lavadora industrial por cada seis viviendas. Resulta utópico, a mi parecer la lavadora, igual que la caldera de agua pueden ser compartidas. ¿Y qué opino del lavavajillas? Por varios motivos es necesario en mi vida. El principal, ahorro de tiempo.

Bea Johnson comenta en su libro Zero Waste Home que hay que convertir tu cocina en un laboratorio. Con electrodomésticos que faciliten tu vida y ahorren tiempo, comprando electrodomésticos de segunda mano. Si prefieres no asumir el riesgo de gastar en un lavavajillas de segunda mano por la posibilidad de encontrarlo deteriorado, este post es una guía a la hora de elegir lavavajillas.

¿Porqué comprar un electrodoméstico de alta gama?

Los consumos importan, y mucho. A simple vista en un lavavajillas la función es la misma, pero un gasto energético inferior puede hacer ahorrar hasta 39,0€ al año en electricidad y agua. Teniendo en cuenta que podemos llegar a invertir hasta 100,0€ extra a lo largo de la vida útil se recupera la inversión. Por lo tanto:

Un electrodoméstico de bajo consumo A++ compensa su precio respecto a uno A+ en cinco años.

Los datos lo demuestran, usando un A+ durante 52 semanas, tres días por semana gastaremos 159,12kw es decir 13,73 kw extra en tu factura de la luz. Existen modelos que secan por corriente de aire abriendo la puerta al finalizar el lavado, así no usan resistencia. Además hay programas cortos de lavado, que consiguen buenos resultados en 30 minutos. Realmente en electricidad 13 kw extra pueden suponer 2,02€ al año de ahorro.

¿Y el gasto de agua?

Cuando hablamos de consumos de agua notamos la diferencia. Algunos incorporan un depósito interno que aprovecha el agua del último aclarado para hacer la primera limpieza. Otros aumentan su capacidad en la cubeta pudiendo lavar un servicio extra. En el caso de las lavadoras es importante la carga de ropa, a mayor carga menos lavadoras. Si eres de las personas que lavan todos los días su ropa elige a partir de 7kg.

Un lavavajillas A+ puede llegar a consumir 1825,2 litros de agua al año 280,8 litros extra respecto a un A++. Al precio del m3 del agua unos 37,48€ de gasto extra en agua en nuestra factura.

Conclusión: apuesta por prestaciones eco y haz uso de ellas. Porque son las que ahorran.

 

A la hora de comprar compara: Gasto de agua por lavado. Y gasto Kw/h por lavado dentro del mismo programa.

El debate: ¿Lavavajillas o lavar platos a mano?

Haz la prueba, un lavavajillas A++ gasta 13 litros de agua en un uso. Si lo aprovechamos al máximo usando platos pequeños y utilizando cada tres días, compararás que un lavado a mano gasta bastante más. Una ducha de cinco minutos consume 95 litros de agua según datos de la OMS. ¿Cuánto tiempo tienes el grifo abierto durante el lavado de tus platos?.

Y otro dato más. La obsolescencia programada. Gastar menos es invertir por dos. Las marcas de bajo coste utilizan motores y piezas para abaratar. Existe la información de que en el fondo es lo mismo con otra carcasa, no siempre. Ninguna marca regala su producto.

No tener ese electrodoméstico evitará que algún día lo deposites en el medio ambiente. Confiemos en las mejoras de políticas de reciclaje.

Feliz semana.
Victoria.