Beneficios de utilizar cosmética ecológica.

Después de unas cuantas semanas ¡he vuelto!. Con muchas ganas de mostraros novedades. Hoy las chicas de Beauty Changers se han pasado por mi blog y me han dejado un post que no tiene desperdicio. ¿Conoces las ventajas de usar cosmética eco?. Mejor no podría describirlo. Disfrutarlo tanto como yo.

¿Te suena el zerowaste o el slow travel? No nos extraña que así sea si sueles pasarte por Mi vida sin plástico de forma habitual. Gracias a ella el movimiento eco y respetuoso con el medio ambiente ha cogido muchísima fuerza. Cada año, el consumo ecológico aumenta y las personas somos cada vez más conscientes de nuestras elecciones a la hora de hacer la compra. Por suerte, hemos conseguido ver con más claridad una dura realidad. Descubrimos un mundo donde consumir de forma excesiva y sin sentido nos lleva a la destrucción de los recursos del planeta y de nuestra propia calidad de vida.

Sin embargo, hemos presenciado desde nuestra propia experiencia como el mundo de los productos cosméticos aún pasa de puntillas y desapercibido. ¿Conoces en tu entorno alguien que hable del Slow Beauty? ¿De la gran toxicidad que causa la industria cosmética? Probablemente sea menos común. El sector cosmético es de los pocos ámbitos que siempre está en constante crecimiento y renovación con una legislación muy ambigua que no defiende nuestros intereses ni nuestra salud.

Es por ello que en Beauty Changers nos dedicamos cada día a reivindicar otro tipo de cosmética. Una cosmética limpia, sostenible, respetuosa con el planeta, los animales y, por supuesto, con nuestra piel. La cosmética ecológica representa el presente y el futuro aportándonos beneficios a todos los niveles. Una vez que la pruebas ya no quieres volver atrás.

¿Quieres saber los beneficios de utilizar cosmética ecológica? ¡Quédate con nosotras!

  1. Respetuosa con el medio ambiente.  La cosmética ecológica prescinde de sustancias tóxicas que degradan el medio ambiente y los ecosistemas. En los últimos años, los polémicos temas de las microesferas (microplásticos) o los ingredientes perjudiciales de los protectores solares que matan los corales han sonado más y ya no se pueden tolerar. La cosmética ecológica representa la solución a un problema que ya es insostenible. Pensar en el medioambiente y en tu piel a partes iguales debería ser la prioridad número uno de cualquier cosmética. Sin hacer daño a nada ni nadie.
  2. Cosmética libre de tóxicos. La cosmética ecológica y natural elimina sustancias perjudiciales (por lo menos las que lo son más para la salud y el medioambiente) y apuesta por unos principios activos realmente beneficiosos para la piel que complementan su ciclo natural. Su propósito principal es despertar los sentidos del cuerpo sin alterarlos y sin acumular sustancias tóxicas que confunden a las células del cuerpo e impiden su correcto funcionamiento.
  3. Slow Beauty, belleza asegurada. La cosmética ecológica sigue la llamada cosmética “sin prisas”. Es decir, el Slow Beauty busca tratar la piel en profundidad entendiendo sus necesidades vitales y de forma saludable. De esta forma, no encontraremos resultados de manera inmediata, pero habremos comenzado un proceso más real y beneficioso. A largo plazo, vemos los resultados de todo un proceso de revitalización para la piel.
  4. La cosmética ecológica utiliza compuestos más similares a nuestro organismo. Los ingredientes de este tipo de cosmética tienen un nivel de compatibilidad mayor con nuestra piel que la convencional. Así, el organismo entiende y asimila con más facilidad compuestos e ingredientes naturales que son afines a ella y no los siente como agentes invasores.
  5. Producción más ética y sostenible. La cosmética ecológica cuenta con una producción que piensa en el medio ambiente. Marcas que utilizan ingredientes locales, ecológicos, con un comercio justo y un packaging reciclado son solo algunos de los ejemplos de que verdaderamente es posible. Invertir en este tipo de cosmética es invertir en innovación y en sostenibilidad.
  6. Cosmética Cruelty-free. Los valores de la cosmética ecológica en este punto son muy sonados. Prácticamente la totalidad de esta clase de productos son cruelty free (que no veganos) y aseguran que ningún animal ha tenido que sufrir maltrato para testar los productos. Pensar en estos pequeños detalles significa salvar y respetar nuestra vida y la de los animales.

 

¡Pásate a la cosmética ecológica! Notarás la diferencia.