Comparando tres champús sólidos.

Hace un año escribí un post sobre el champú sólido de Lush, uno de mis primeros cambios al iniciar una vida sin plástico. Tras un año usando champú en pastilla, tres decoloraciones, un corte por quemarme el pelo y la prueba de tres marcas diferentes de pastillas sólidas, esta semana escribo sobre las diferencias que existen entre ellas. Si tenias alguna duda acerca de lanzarte a la piscina con este tipo de cosmética ecológica, espero que esto te ayude.

El post de la semana. Ventajas de tres champús sólidos.

La primera marca que probé fue Lush. Precio 8€. Duración por pastilla, tres meses aproximadamente. Las primeras semanas moría de picor al lavar el pelo. Tenía el cuero cabelludo seco. Entonces mi pelo estaba decolorado y la falta de hidratación me cortó el pelo en toda la parte superior.
Tras un año usándolo y dejando crecer mi pelo sin tintes, con un largo medio, mi pelo no se rompe. Lo desenredo con un acondicionador sin aclarado (de momento de Revlon, hasta que lo agote y busque su alternativa sin plástico). Se aclara muy fácilmente, el pelo cruje al aclararlo. Tres pasadas sobre el pelo directo con la pastilla es suficiente para hacer espuma.
Inconvenientes. La hidratación, para ello aplico la mascarilla casera de huevo. No deja olor, no genera excesiva espuma si es lo que te gusta. Cuando queda poca pastilla a veces se parte y cuesta aprovecharla. Necesito lavar el pelo todos los días.
Ventajas. A largo plazo es más económico que un champú de peluquería. No genera electricidad estática en el cabello. En cuatro meses sin cortar el cabello, no se me han abierto las puntas. El pelo brilla. Residuo cero. Fácil de encontrar, por la cantidad de tiendas Lush.

Champú ecológico de MATARRANIA. Precio 11€. Venta vía web o en los centros que muestra la web oficial.
Los primeros días fueron una decepción. En comparación a Lush el pelo es una pasta pegajosa. Aspecto sucio. Deja residuo aceitoso en el cabello, imposible de aclarar. Debido a su precio decidí escribir al fabricante y su respuesta fue:

“Hay que usar poco producto y aclararlo muy bien, tras dos semanas tu pelo se regenerará y limpiará de tóxicos ya que es un producto 100% natural”. 

Así que decidí darle una segunda oportunidad… y así pasé dos semanas, con el pelo sucio y pegajoso. En coleta. La solución… comprar un champú de peluquería y el resultado fue sorprendente. Hacía años que no sentía el pelo tan suelo y brillante. Los aceites me lo dejaron muy hidratado. Ahora lo uso como acondicionador tras el uso de un champú de peluquería.
Ventajas. Aporta hidratación por sus aceites. Buen olor. Tamaño aceptable. Embalaje en cartón.

Champú de Camomila. Casero. Precio unos 3€. Comprado en un puesto artesano de una feria. Según el vendedor la camomila equilibra el cuero cabelludo.
Ventajas. Deja el cabello limpio. Buen olor. No contiene productos agresivos.
Inconvenientes. Cabello tan seco que es bastante complicado de desenredar. A largo plazo creo que me abrirá las puntas.

Conclusión. En limpieza me quedo con Lush. En hidratación con MATARRANIA. En olor MATARRANIA y el artesano. Duración cualquiera de los tres.

En comparación a un champú líquido, los líquidos generan más espuma, a veces contiene siliconas que hacen el peinado más duradero. Puede contener parabenos. El cabello dura limpio más tiempo y aporta un extra de hidratación. Solo los de precio elevado para peluquería evitan la electricidad estática.

Tras seguir el camino de una vida sin plástico y un año usando pastilla, apuesto por el champú sólido. A pesar de hacer un break con un champú en bote de plástico, acto en contra de mi vida zero waste.  Prefiero la comodidad de la pastilla para transportar en los viajes porque ocupa poco espacio. Me gusta la idea de aclarar el cabello más rápidamente. El brillo natural por los componentes sin ceras y  gracias a su durabilidad, evito perder tiempo en la compra.

Reedito: Ampliación de champú. 

Sin duda mi favorito hasta ahora. Por su olor. Por la limpieza y durabilidad. De la web Valentia soap. Os dejo el link. En precio está fenomenal. 4,50€.

Y otro champú en sólido que uso actualmente es de la web sin plástico. Deja el pelo suelto, no apelmaza. No tiene un olor en concreto, y parece un poco arcilloso. Hace bastante espuma y se aclara muy bien. El pelo me dura limpio un día. Y en hidratación es como el resto. No aporta mucho. Sin embargo queda muy brillante.

 

Se aceptan sugerencias.

Feliz semana.
Victoria.