Propósitos de año nuevo 2018.

Small changes makes big impacts.

 

Comienza un nuevo año. Mi café Zero Waste en la mesa. Hecho en émbolo con agua hervida en un electrodoméstico de segunda mano. Mi ordenador. En orden, limpio de archivos y programas. Analizando un año cargado de cambios. De manera de pensar y  entender porqué suceden algunas cosas. Y aunque puede que mi vida sin plástico en alimentación se vea un poco frustrada al cambiar de casa y acompañante, si que he construido nuevos hábitos relacionados con minimalismo.

Mi armario, mis objetos personales, fiestas, cosmética, tiempo, maletas… se han visto reflejados en el blog este año 2017. Cambiando mis prioridades por buscar lo casero, natural, práctico o reducido.

Soy de las personas para las que la navidad es una época de cambio, a consecuencia del inicio de año nuevo, genera en mí un momento de reflexión. Entiendo que la vida es un ciclo y que no podemos limitarnos a una fecha concreta. Por norma general creamos metas en función de nuestras realidades, simplemente marco las bases para entender que los cambios dependen de lo que creamos capaz de alcanzar.

Esta semana el post reto semanal es una reflexión. Propósitos Zero Waste y minimalistas para este año 2018.

  • Gestionar prioridades. No existe la falta de tiempo, existe la falta de prioridad. Las horas de trabajo son las que son. Las horas que pasamos despiertos, que entrenamos, que vemos cine, leemos… dependen de nuestro orden de prioridad. Analizar y elegir qué poner en primer plano.
  • Madrugar. Y llegar cinco minutos antes. Dejar de poner excusas al tráfico. Y centrarme en sacar lo mejor de cada evento.
  • Tener un auténtico armario cápsula. Que no reste tiempo para pensar en que ponerme cada día, que me evite planchar, con prendas fácilmente combinables entre sí. Difícil tarea para mi vestidor, que llevo años comprando impulsada por los precios bajos.
  • Usar redes para cumplir una función momentánea. Las llamadas de teléfono son más eficaces. Retomarlas.
  • Proclamar día after hours. Un día para dar prioridad a un evento que me haga socializar, conocer nuevas maneras de formarme, nuevas amistades. Un día que me haga salir de la zona de confort. Ese día señalado en mi agenda de papel es para generar cambios.
  • Dejar de cumplir los sueños de otros. Es muy cómodo vivir en la sombra. Con la ilusión ajena, lo cierto es que al final los sueños regresan con su dueño y tú te quedas vacío. Encontrar y llevar a cabo mis propios sueños.
  • Nunca darme por vencida. La verdad jamas se da por vencida. Vivir con la verdad en cada fase de mi vida. La verdad económica. En las relaciones personales. Tomar decisiones en función de la realidad. Dejar de lado el bienestar ajeno, las excusas y vivir por y para el bienestar propio. Solo ejerciendo con sinceridad conseguiré estar en paz con la vida.

Trabajemos para que este año sea un año lleno de prioridad, relax, bienestar personal, abrir nuevos horizontes, pensar en uno mismo y conocer la verdad en todas las facetas de la vida. Muchos cambios requieren un análisis profundo. Pero es que los grandes cambios comienzan con nosotros mismos.