Una fiesta casi sin plástico

Esta semana he cumplido años. Y celebrando que soy un año más vieja y que llevo una nueva vida estrenando casa decidí hacer una fiesta Zero Waste de inauguración.

Creo que la eco-invitación dio resultados, porque recibí muchísimos regalos sin plástico. Y cosas bastante prácticas. Inciensos, velas, un cactus, una caja de madera, botellas, cubiertos de bambú… Algo que es un descubrimiento, la marca Española natubrush de cepillos de dientes de bambú. Mi amiga que pidió el regalo lo recibió en un día. El libro de Bea Johnson mostrando su estilo de vida Zero Waste. Que para los que no la conocéis es de las más famosas en mostrar el movimiento en las redes. Chocolate ecológico riquísimo con jengibre, un tocadiscos ❤ y mi primer vinilo… un recopilatorio de Nirvana… No me puedo quejar, por amigos y por regalos. Lo pasé genial.

Pero el quid de la cuestión es… ¿Cómo se monta una fiesta viviendo sin plástico? Pues es complicado, al menos al 100%. Porque necesitaría muchísimo tiempo para organizarla. Pero bueno aquí van algunos trucos de sustitutos para que tus fiestas generen el menor impacto en el planeta.

IMG_20171021_090700

 

 

 

La bebida… Indispensable. Compré un grifo de bebida de cristal. En el cual hice té frío. Que fue un éxito. Es de casa shop. Cuesta unos 10€ aprox y sirve para mantener el agua fría en la nevera. El resto… litronas, vino… todo en cristal. Excepto coca cola, no encontré botellas de cristal en mi supermercado…

 

Sustitutos de picoteo… Hice cuatro diferentes tipos de sandwich con casi todos los ingredientes comprados en tarros. Jamón y queso al corte. Latas de atún extra grande, para minimizar envases… No pude sustituir el pan de sandwich. La próxima será con tostas de pan natural. Tampoco encontré sustituto de philadelphia en papel. Por favor si alguien sabe donde se vende que me deje un comentario… Lo he visto en otros perfiles Zero Waste en instagram.

Palitos para mojar en salsas naturales. Un buen sustituto de los palitos de pan envueltos en plástico para mojar en salsas son las tiras de zanahoria. Riquísimos y sanos  con queso o guacamole.

Tarta… por supuesto la hice casera. La pinta dejaba mucho que desear, pero estaba buenísima. Harina, huevos, vainilla, mantequilla… todos los ingredientes los compré en cartón o papel. Y el azúcar glass hecho por mí en thermomix. Para los que usáis este robot, se hace con azúcar blanca triturada a muy alta velocidad durante unos dos minutos.

Me hubiese gustado sustituir los snack por patatas hechas al horno. La receta: Se cortan patatas naturales muy finas con un pelador y se fríen o se tuestan al horno. Más ZeroWaste imposible…

La falta de tiempo me hizo tener que tirar de algún envase de supermercado. Como las tarrinas de philadelphia. El resto fue todo comprado a granel, una odisea, un sábado por la tarde comprando verdura en Mercadona, algo que no me hace especial ilusión. Estaba repleto de gente y fui pegando las etiquetas de peso directamente en las verduras, depositando sin bolsas de plástico en la cinta para pagar. Cargué dos bolsas azules de Ikea repletas que pasaron del carro al coche…

La conclusión es que debo organizar otra fiesta, para compensarme por todos aquellos envases que pude ahorrar y por tiempo no pude. Para ser la primera que organizo en mi nueva casa, está fenomenal. Poco a poco.