Cinco alimentos sustitutos Zero Waste.

Para algunos pensar en vivir sin plástico es creer que no se puede llevar a cabo con nuestro ritmo de vida. Que no hay alimentación más allá de envases en el supermercado. Pues existen las alternativas. Son más sanas. Algunas mas económicas, otras un poco menos accesibles. Si queréis adentraros en un mundo Zero Waste aquí tenéis cinco ejemplo de alimentos sustitutos y libres de envases de plástico.

Después de meses adentrándome en el mundo Zero Waste. Feliz por el cambio de rutinas, alimentos y falta de envases en la cocina… me cambio de casa. Así que tengo que coordinar mis alimentos con la compra que hace mi chico. Así de repente, en una semana volví atrás. Croquetas congeladas, embutidos en envases, bollería industrial… son algunos de los alimentos más comunes en la despensa de cualquier cocina, menos en la mía.

Cinco alimentos sustitutos sin envase plástico:

  1. Pan de molde. Lo más cómodo del mercado. ¿Quién no come una rebanada de pan en su desayuno o merienda?. Pues lo he sustituido por pan natural. Un pan rústico cortado en rebanadas, congelado y tostado en el mini horno. Más rico, menos procesado y ligero.
  2. Queso de untar de tarrina. Bueno esto va un poco en gustos… pero el mejor sustituto que he encontrado ha sido una tostada de aguacate. Un fruto bajo en carbohidratos, sin azúcares y ricos en nutrientes. Dicen que engorda. Como nunca pienso en las calorías, se queda conmigo. Inconvenientes… su precio. Una tarrina de queso es 1,20€ y dura dos semanas, respecto a un aguacate que dura tres días, precio aproximado 2,30€.
  3. Pavo envasado. El cambio de embutido en envase por embutido al peso. El pavo natural y recién cortado tiene mejor sabor. Sin duda. Importante, comprar fiambreras para envasar. La empresa wrapped in nature comercializa papeles de envolver lavables y reutilizables.
  4. Bebidas gaseosas por té natural frío. La alternativa más económica, sin gas y con variedad de sabores. Esta vez me he aficionado al té matcha. De herbolario y en bolsas individuales de papel.
  5. Tomate en brick. A pesar de la comodidad de abrir un brick de tomate para nuestros spaguetti, existen multitud de recetas de tomate casero frito. Hacerte con unos tarros de cristal por raciones, para congelarlo envasado es la receta más rápida que he encontrado.

La gran mayoría de los alimentos que consumimos en envase es por tiempo. Pero organizarse en la compra, buscar supermercados cercanos que permitan comprar al peso, fruterías de nuestro barrio y envases herméticos en cristal o acero para almacenar son algunas de las soluciones para seguir viviendo sin plástico.