La cocina tradicional.

Después de unas Navidades en las cuales ha sido bastante complicado reducir el uso de plástico, vuelvo a la normalidad.  Comer hasta reventar, es de mis planes favoritos. Si algún día queréis sorprenderme con un buen regalo, con una cena soy la mar de feliz. Cada vez me gusta más que me entreguen una experiencia antes que algo material. Que conste que estas Navidades no me quejo de ninguno de mis regalos, algunos han sido regalazos…

Pero bueno retomar la “rutina” trae consigo algo que me motiva muchísimo ¡propósitos! ¿Tenéis los vuestros? Porque yo sí, el 70% son derivados de los propósitos de 2015 y 2016. Conseguir un vientre plano y casi de acero o mejorar mi nivel de inglés están a la orden del día. Así que para evitar pasar otro año de lamento sentada frente a mi lista la noche antes de año nuevo, he decidido focalizar en aquello que sí está consiguiendo frutos.

Uno de ellos es… sí, eliminar el uso de plástico en mi vida. “Qué podría ser si no Victoria…” así que esta semana me he ido de excursión a comprar lentejas al peso. ¡Me encantan! aún no me ha dado por hacer un canal de cocina. Pero vamos, en mi reto zero waste podría ampliar un canal de lo que como, de hecho muchos perfiles de vivir sin plástico tienen muchos platos de comida rica y natural. La industria alimentaria consume demasiado plástico. Casi todo está envuelto en plástico, le tengo manía a las bandejas de polipropileno, hay un uso absurdo en los envases para transportar comida hasta nuestra casa. Por eso me ha gustado tanto la tienda a granel. Porque las lentejas y los garbanzos me los he llevado en bolsa de papel. En la próxima compra entrará arroz, pasta, nueces… De momento para ponerme fina con mis lentejas con verduras o mi hummus casero… tengo suficiente.

Así que esta semana mi reto ha sido irme al centro, comprar al peso mis legumbres en bolsa de papel y de paso tomarme unas cañas con mi amiga del barrio de Lavapiés. Retomar la cocina tradicional me ha hecho pensar que un buen propósito es volver al hábito de las cañas entre semana. Ahí lo dejo para quien se apunte.